Arquitectura tradicional Villalgordo del Marquesado: los chozos

CHOZOS

La arquitectura popular es reflejo y resultado de una serie de influencias geológicas, históricas, económicas y etnográficas. Esta arquitectura puede adquirir diferentes formas, en función de los diferentes condicionantes, pero siempre aparecerá insertada en el paisaje. Hasta los años 70 del siglo XX, los chozos fueron habitaciones de pastores y agricultores, son el testimonio material de un modo de vida pasado y necesitan protección ya que son parte integrante de nuestro patrimonio histórico y cultural.

En Villalgordo del Marquesado apenas hay restos de chozos, aunque es de suponer que alguno más existió en el pasado. Dentro del término municipal, quedan restos de esta forma de arquitectura en La Carbonera. Construido íntegramente de piedra, el derrumbe parcial se ha producido como si se hubiera hecho un corte longitudinal, lo cual nos permite visualizar con claridad la forma constructiva de la bóveda. De planta circular, sus paredes se van cerrando y forman una falsa cúpula realizada con lajas de piedra irregulares que van volando unas sobre otras ligeramente. 

Junto al chozo encontramos restos  del encerradero para el  ganado constituidos por muros de piedra colocada en seco, de una altura que no llega a superar el metro de altura con compartimentos interiores.

Aunque perteneciente al término de Montalbanejo, por la proximidad a Villalgordo y por ser la propiedad  encontramos el chozo de la Media Legua

Mucho mejor conservado que el de La Carbonera, presenta la estructura completa, tiene abertura en la clave de la bóveda, el hogar se encuentra frente a la puerta y con salida de humos en la parte posterior. La entrada es muy pequeña con arco de sillares adovelados.  El corral adosado se encuentra totalmente derruido.

Continuamos el recorrido por el término municipal buscando los chozos que sirvieron para refugio de pastores, en el Paraje de La Beata encontramos otro ejemplo bien conservado, con base más baja y cono más grande que los anteriores.

Mucho más restaurado y enlucido de yeso encontramos el chozo ubicado en la Cuesta de la Virgen, rodeado de restos del antiguo corral.

En el límite con el término municipal de Alconchel de la Estrella en el Paraje de El Chocillo, se encuentran los restos de un chozo que, suponemos tuvo la misma estructura que los anteriores. Se conserva parte de la base circular, y por algún lado el arranque de la bóveda.

Otro ejemplo lo encontramos en el Paraje de Las Monjas, éste se encuentra en pie todavía, salvo parte de la bóveda de la techumbre que se ha desplomado, pero permite observar claramente la estructura constructiva. Sobre una base circular de piedra se asienta la falsa bóveda. Como los demás se encuentra asociado a un corral de ganado.

Características constructivas comunes en los chozos

Los chozos son construcciones de piedra y barro normalmente de forma cilíndrica con una cubierta en forma de bóveda con las siguientes características constructivas:

  • Construidos con losas de piedra más o menos planas
  • Planta circular rematada con bóveda circular, ésta se forma por aproximación de las hiladas de piedra que se van cerrando hasta constituir la cubierta
  • Los materiales son piedras del mismo terreno, pudiendo utilizarse barro o yeso como argamasa, o utilizando la técnica de piedra seca. A veces, el interior está enlucido de yeso
  • Generalmente tienen una puerta orientada hacia el Sur o el Este y algún hueco para ventilación orientado hacia el Norte.

Para su construcción aprovechaban los elementos que más a mano tenían, las propias piedras que estaban arrinconadas en los bordes de cultivo y el barro. Se trazaba una circunferencia en el suelo y sobre ella se levantaban sucesivas filas de piedras.

Dadas las dimensiones del chozo su finalidad principal era guarecerse de la lluvia o protegerse del calor intenso del verano, y en alguna ocasión también se utilizaba para pernoctar en ellos.

Otros chozos en la Mancha Conquense los podemos visitar en la Senda de los Chozos, ruta oficial de senderismo en el término municipal de Horcajo de Santiago.

Arquitectura popular manchega hace una llamada de atención sobre el estado de peligro en que se encuentran estas construcciones: «El patrimonio en piedra de La Mancha desaparece de manera silenciosa» . Es necesario tomar conciencia del valor que estas construcciones tienen como legado material e inmaterial de un estilo de vida existente hasta hace poco tiempo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s